Daniella Rojas egresó de la Especialidad de Electrónica en el Colegio Salesiano Padre José Fernández Pérez de Puerto Montt y durante el verano realizó su práctica profesional en la planta Alitec Pargua de la empresa Biomar. Esta joven calbucana comenta que tras no ser recibida en varias empresas por el sólo hecho de ser mujer, gracias a la ayuda de su liceo y de ONG Canales, pudo tener una excelente práctica profesional.

*¿Cómo fue la experiencia en tu centro de práctica?*

La práctica me pareció super buena y completa, aprendí muchas cosas que no vi en el colegio. La gente que estaba ahí, como el supervisor y los eléctricos de turno en ningún momento se negaron a explicarme algo y, de hecho, me motivaron a seguir en la carrera.

Son imparte las practicas porque uno aprende a trabajar con gente desconocida y a respetar horarios. Creo que te formas como persona y profesional.

Era la menor en la empresa, por ende todos me acogieron de super buena manera y nunca sentí un trato distinto por ser mujer. En otros lugares ni siquiera me aceptaban por el hecho de ser mujer.

Nadie me trató mal y nadie me dijo algo fuera de lugar, al contrario, me trataron super bien y me apoyaron harto. Me enseñaron demasiado y eso es lo importante.

¿Cómo llegaste a esa empresa a realizar la práctica laboral?

Intenté encontrar una práctica por mi cuenta cerca de Calbuco, que es el lugar donde vivo, y no encontré. Varias veces la respuesta era que no recibían mujeres en las prácticas. Eso fue súper triste, en un momento no quería hacer mi práctica porque pensaba ¿Qué pasaría si en la práctica me trataran mal o si no encuentro una práctica por el hecho de ser mujer?

Luego hablé con mis profesionales y junto a ONG Canales me encontraron la práctica que realicé. Es bueno tener organización que nos ayude integrarnos en un mundo laboral que es muy machista.

¿Cómo fue ser la primera practicante mujer en la empresa?

Fue una experiencia super linda haber sido la primera mujer practicante en la sección de mantención, porque todos me acogieron de una manera muy linda. Fueron todos muy paternales conmigo.