Convenio permitirá a las estudiantes del Instituto Politécnico María Auxiliadora convalidar algunas asignaturas de los planes y programas de las carreras de Técnico en Educación Parvularia y Técnico en Educación Especial del Centro de Formación Técnica de Santo Tomás.

Gracias a un convenio de trabajo firmado en dependencias del Instituto Politécnico María Auxiliadora, las estudiantes de la especialidad de Atención de Párvulo podrán continuar estudios superiores en el Centro de Formación Técnica de Santo Tomás.

Junto con este beneficio, se realizarán acciones de acercamiento como capacitaciones e instalaciones para los alumnos, docentes y funcionarios del establecimiento de educación media.

Para Eduardo Carmona, director ejecutivo de ONG Canales, es importante articular trabajo conjunto entre los establecimientos de Educación Media Técnico Profesionales y de Educación Superior.

“ONG Canales no es el protagonista de esta historia, pero trabajamos y apoyamos para que cosas como estas pasen. Chile necesita entre 600 y 700 mil estudiantes egresados de Educación Media Técnica Profesional para que se integren al mundo laboral o sigan especializándose. Este convenio lo que se busca es que las estudiantes sigan en el camino de la educación para adquirir más y mejores herramientas”, agregó Carmona.

Según Soledad Vera, directora pedagógica del Instituto Politécnico María Auxiliadora, existen grandes desafíos en enseñanza Media Técnico profesional. “En la actualidad, las políticas públicas relacionadas con el sistema de Formación Técnico- Profesional buscan dar respuestas a las necesidades de construir trayectorias educativas y laborales de los actores de la sociedad. No basta con articular los distintos espacios formativos, sino que además se requiere contemplar modificaciones que busquen mejorar la calidad y pertinencia con las necesidades del país”, explicó la directora.

En este mismo ámbito, el rector de las instituciones Santo Tomás Puerto Montt, Eugenio Larraín, recalcó que las políticas de Estado en la educación parvularia tiene una enorme perspectiva. “Cada vez se convence más el mundo y nuestro país que la educación parvularia es tremendamente importante y fundamental para el desarrollo de las personas y esto implica mejoras sustantivas en la educación de los nuevos profesionales. Ese es el llamado, a ocupar estos nichos y por supuesto que puedan transmitir sus conocimientos a los niños”, explicó.

Este convenio de trabajo se enmarca en la Ley 20.422 que establece normas sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad, los establecimientos de enseñanza parvularia, básica y media deben contemplar planes para alumnos con necesidades educativas especiales y fomentar en ellos la participación del plantel de profesores y asistentes de educación y demás integrantes de la comunidad educativa.

En este contexto, ambas partes se comprometen en trabajar en que los primeros años de vida de un niño/a sean determinantes para alcanzar un desarrollo biopsicosocial armónico que debe ser potenciado en los distintos contextos del desarrollo.