¿Hay motivación en los jóvenes al cursar una especialidad?

Me parece que existen dos aspectos en los que se puede evaluar este concepto.

En segundo año medio los estudiantes buscan determinar que especialidad cursar, muchas veces, con dudas, esperando que los adultos seamos capaces de, ojalá, decidir por ellos o al menos reducir al máximo las posibilidades para hacer más fácil la elección.

En tanto, en tercero y cuarto año medio, los estudiantes se encuentran con una realidad en la que la especialidad que seleccionaron es el centro de su actividad estudiantil.

En general, en un colegio Técnico Profesional, estos alumnos vibran y se identifican con su especialidad. Juega en contra de ellos la gran oferta educativa que existe a nivel superior, alentándolos a continuar estudios ya sea como Técnicos de Nivel Superior o definitivamente como profesionales.

El interés por matrícula en colegios TP da cuenta que existe interés por este tipo de formación. Sin embargo, es bueno considerar, que aun socialmente no se ha logrado poner en valor este tipo de formación.

¿De qué manera contribuye en la formación de los estudiantes que las empresas se involucren con los establecimientos educacionales?

Desde mi punto de vista es vital. La educación Técnico Profesional, al igual que la tecnología, no es estática. Por ello, debe actualizarse continuamente y su referente es la empresa. Aun cuando hoy se ha fortalecido en nuestro país la formación de los microempresarios, no debemos olvidar que habitualmente ellos prestan servicios a las empresas o al menos dependen de ellas respecto de insumos, transporte, etc.

En nuestra experiencia como centro educativo, hemos observado que la actualización de nuestras especialidades y la pertinencia de ellas depende única y exclusivamente de la guía que puedan entregarnos las empresas y de nuestra capacidad de enfrentar esos cambios. En esto juega un rol fundamental nuestra cercanía con la empresa local.

¿Qué opina de la vinculación entre el establecimiento y las empresas en el marco del trabajo de ONG Canales?

Desde hace bastantes años nuestro establecimiento mantiene un nexo permanente con ONG Canales. He podido constatar el acercamiento de empresas regionales con el establecimiento gracias a esta institución.

También algunos colegas han realizado pasantías en otras regiones producto de esta relación. Hemos podido realizar visitas a terreno con algunas especialidades, que nos permitieron en este cambio de escenario pedagógico, reforzar aprendizajes en nuestros alumnos. Hemos realizado capacitaciones a los docentes en este mismo marco de vinculación.

Por todo esto, creo que ONG Canales ha jugado un rol muy importante en lo que se refiere a nuestra relación con la empresa local como también en los procesos de enseñanza-aprendizaje de nuestros alumnos. Ha aportado realidad a la virtualidad de la enseñanza Técnico Profesional.

¿Cuál es la importancia de que los profesores actualicen sus conocimientos técnicos en el rubro? ¿Cuál es tu experiencia en eso?

Creo que existen dos áreas importantes de formación de los profesores Técnicos. La primera es la formación en metodologías educativa, que permite que el docente pueda entregar conocimiento y preparar experiencias de aprendizaje para los alumnos que sean lo más cercanas a la realidad y, además, que sean significativas.

La segunda área es la actualización de conocimientos técnicos. La tecnología avanza rápidamente, arrastrando con ello todo el sistema que lo rodea, incluyendo los mantenimientos, instalaciones, programaciones entre otras. Esto hace necesario que el docente técnico deba actualizarse.

Internet para la investigación y una serie de simuladores y aplicaciones, dan cuenta de lo importante que ha pasado a ser el uso de los medios informáticos, como medio de actualización y herramienta de trabajo.

Las pasantías y talleres son una forma de actualizar los conocimientos del docente, pero además de llevar a la realidad conocimientos teóricos que posee. Da la oportunidad también de ejemplificar de mejor manera algunos conceptos a sus estudiantes.

Con ONG Canales hemos tenido varias experiencias de formación. Recuerdo que comenzamos con el programa “Puro Power”, en conjunto con otros docentes de diferentes establecimientos de la ciudad, que hemos mantenemos estos nexos hasta hoy.

He tenido la oportunidad de participar en un curso actualización de conocimientos en Operación y Mantenimiento de Aerogeneradores de baja escala en la Universidad de Magallanes.

En esta capacitación me encontré con exalumnos que trabajan en diferentes empresas de la región y que también participaron de esta capacitación.

Tuve también la oportunidad de dialogar con diferentes técnicos e ingenieros de diferentes empresas de la región.

Mi conclusión es que no solo son los docentes quienes necesitan actualización, sino que en general la mano de obra técnica; los ingenieros a cargo de departamentos y de obras debemos actualizarnos. El hecho de compartir esta actualización hace más enriquecedora la actividad, pues el unir la experiencia de montaje y diseño, da luces de los puntos en los cuales se debe priorizar al diseñar como también al montar, sin dejar de lado, por supuesto, todas las medidas de seguridad necesarias en este proceso.